Los 5 pilares para una salud plena

Comentarios desactivados en Los 5 pilares para una salud plena 4

El concepto preventivo de salud se sostiene en cinco hábitos fundamentales:

1.- Una buena y sana alimentación: lo más recomendable es diseñar un programa de alimentación saludable de la mano de un profesional de la salud. Pero existen ciertos tips o recomendaciones, aplicables a todos los casos, por ejemplo, consumir vegetales crudos a la hora del almuerzo y cocidos durante la cena, ya que se aprovecha el nivel de actividad durante el día y ayuda a un mayor descanso durante la noche, explica la Lic. Micaela Remuzzi, nutricionista de los Centros de Diagnóstico DIM.

Otro consejo imperdible es que la mitad del plato esté cubierto con vegetales: frescos, cocidos, revueltos, tortillas etc. Para hacerlo más fácil se puede preparar de más y guardarlo en la heladera, teniendo en cuenta que su vida útil sería de 2 a 3 días.

La hidratación es el complemento de toda alimentación sana, beber agua durante todo el día y acompañar las comidas con infusiones ayuda a mantener el cuerpo hidratado.

2.- Ejercitarse regularmente: Realizar actividad física por lo menos 30 minutos por día. No necesariamente deben ser ejercicios de alto impacto: sesiones de caminatas simples pero cotidianas puede ser suficiente para evitar el sedentarismo que tanto daño hace a la salud.

El ejercicio físico mejora la circulación, la presión, el estado de ánimo, aporta energía y evita el aumento de peso.

3.- Descansar: el Dr. Miguel Sangiovanni, Médico Clínico, Magister en Hipertensión Arterial y Mecánica Vascular de DIM, recomienda tomar un tiempo para desenchufarse de las preocupaciones laborales, marcar un límite mental entre los períodos de descanso a los de cumplimiento de las obligaciones. Procurar dormir bien, con las condiciones que así lo permitan como evitar ruidos molestos. Dosificar el consumo de noticias limitándolo a estar informado, pero no saturado.

4.- Tiempo Libre: Tomar un tiempo para realizar actividades que le agraden, como realizar un hobby que le atraiga o alguna actividad pendiente pero que “no genere otra nueva obligación”, por ejemplo: ejercicios de meditación, yoga o lectura, señala el Dr. Sangiovanni.

Establecer más contacto con la naturaleza, reunirse con amistades y familiares dar espacio a diálogos con la familia e hijos que mejoren las relaciones diarias.

5.- Chequeo médico anual: sin importar la edad de la persona, siempre es recomendable acudir anualmente al chequeo médico, ya que es la mejor manera para prevenir cualquier tipo de enfermedad, así como para tratarla a tiempo.

La medicina preventiva es muy importante ya que el chequeo médico anual arrojará si existe o no la necesidad de que el paciente sea derivado a algún especialista. Solo la detección temprana de las alteraciones de salud permite el incremento del éxito en los tratamientos terapéuticos.