Niñera rescató a una beba: la madre y el padrastro están siendo investigados

Comentarios desactivados en Niñera rescató a una beba: la madre y el padrastro están siendo investigados 7

«En principio, establecieron que tenía tres costillas rotas y la someterán a otros estudios para analizar su cuadro general de salud», agregaron los voceros.
Las actuaciones llegaron ayer a la fiscalía número 1, que las caratularía como «lesiones graves calificadas por el vínculo» y podría ordenar distintas medidas en las próximas horas. Según trascendió, la más comprometida sería la madre de la niña.
Según se informó el caso llegó a la policía con la denuncia de una mujer de 37 años, que solía cuidar a la hijita de una vecina que reside a unos 100 metros. La niñera contó que «ya le había visto (a la beba) algunas marcas y golpes, pero la madre me dijo que se había caído y los dejé pasar». Sin embargo, decidió estar atenta a cualquier otro síntoma que indicara que la menor podía estar en peligro, lo que sucedió el último miércoles, de acuerdo a su relato.
«De nuevo, (la madre) me la trajo por un ratito y al sacarle la ropa le vi moretones en la cara, mordiscones y otras marcas. Le dije que eso no podía ser por una caída y que la iba a denunciar», recordó.
El jueves pasado la niñera decidió recurrir a la comisaría Octava, «con muchísimo miedo, pero segura de que no podía dejar que la nena pasara otra noche con ellos», argumentó.
Fuentes policiales informaron que en su exposición la denunciante dijo observar en la espalda de la menor lesiones compatibles con «quemaduras de cigarrillo» y refirió que «al recriminarle a la madre» por esas heridas ella «justificó los golpes por las caídas y las marcas en la cara y el cuello porque su pareja le daba ´besos, como mimos´», detalló un jefe de la fuerza.
Los policías de la seccional de Villa Elvira identificaron a la madre de la bebé y a su pareja, quienes son mayores de edad, tienen otros hijos y conviven en una casa situada en la zona de 17 y 80.
Notificada del caso, la fiscal Ana Medina dispuso la apertura de una causa y le dio intervención al Servicio Zonal, que se hizo cargo de la beba. Al expediente se incorporaron fotografías de «los golpes que presenta la víctima», indicó un jefe policial.