Visita Entre Ríos la obra sobre el Padre Carlos Mugica

Comentarios desactivados en Visita Entre Ríos la obra sobre el Padre Carlos Mugica 11

La obra de teatro Padre Carlos (El Rey Pescador), que cuenta partes de la vida del padre Carlos Mugica, un cura villero referente del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, llega a Nogoyá y Colón. El sacerdote murió en 1974 acribillado a balazos cuando salía de la Iglesia Francisco Solano, donde acababa de celebrar una misa. Las actuaciones, organizadas por la Secretaría de Cultura de Entre Ríos, se desarrollarán el próximo viernes y sábado, con entrada libre y gratuita.
En Nogoyá, la cita será el viernes 19 de Mayo desde las 21 en La Asociación Cultural, con acceso libre y gratuito. En tanto, en Colón la obra se presentará el sábado 20 en La Casa del Bicentenario, desde las 21, también con acceso libre y gratuito.
En Padre Carlos (el rey pescador), la persona que se trae a escena es el padre Carlos Mugica (Carlos Francisco Sergio Mugica Echagüe), asesinado por Rodolfo Eduardo Almirón, matón con cargos a las órdenes de la organización Triple A que comandaba José López Rega desde el Ministerio de Bienestar Social. Más allá de las precisiones históricas, Padre Carlos adhiere a un imaginario poético que enlaza con “la protección del cáliz de la liturgia cristiana”, como apunta Pablo Razuk, quien interpreta el personaje.
El intérprete señala que para esta puesta fue fundamental el aporte del texto de Cristina Escofet y la dirección de José María Paolantonio, que supieron encontrarle el punto justo a la historia del cura asesinado. Malamente herido y recostado en un banco de iglesia, el personaje que quiere ser persona cuenta parcelas de su historia. Parte del final de una misa celebrada el 11 de mayo de 1974 en la iglesia San Francisco Solano de Villa Luro. Alguien emboscado entre los fieles lo llama y comienza el tiroteo.
Por eso el subtítulo de “el rey pescador” evoca la leyenda celta del herido protector del Santo Grial. Otra versión señala a quien no acaba de hallar lo que busca y aun así intenta el encuentro. De ahí tal vez las palabras que, según se cuenta, dijo Carlos Mugica antes de morir y que el equipo de Padre Carlos rescata para difundir su trabajo: “Ahora más que nunca tenemos que estar junto al pueblo”.
El texto de Escofet enuncia de forma clara y sintética una sucesión de hechos a través de 17 secuencias en las que Razuk es acompañado por Sol Ajuria, “cantante que apenas roza las notas”, y Javier Nahum, en cello. Entre otros interrogantes, la obra pone el acento en la herida que no cierra, en ese daño que también padece el rey pescador del mito: “¿Sanará cuando se alcance a comprender por quién resucitó Cristo?”.

En el Vaticano
La obra de teatro estuvo a punto de estrenarse en Roma con ayuda de la embajada argentina. Según relata el actor y director de la misma, Pablo Razuk, fue el cambio de gobierno lo que hizo que se suspendiera la función. En esa misma oportunidad, si pudo encontrarse con el Papa Francisco, que conocía el proyecto y se comprometió a realizar una futura función en el Vaticano.
“Estuvimos a dos días, estaba todo preparado, con una carpa contratada por la embajada argentina, pero el cambio de gobierno hizo que todo lo que estaba organizado quedara invalidado. En el vuelo nos enteramos que la función del Vaticano no se hacía”, dijo Pablo Razuk evocando un momento desafortunado por las políticas de turno. Según Razuk, el Papa ya sabía de la existencia de la obra porque se lo había informado uno de sus asistentes en Buenos Aires, que la había visto dos veces.
“Francisco me dijo: ‘¡Sí, ya sé que estás haciendo esa obra de Mugica en Argentina’, a lo que le contesté que me había quedado con ganas de hacerla en el Vaticano y él, con ese tono campechano que lo caracteriza, me tranquilizó: ‘¡Quedáte tranquilo, que ya la vas a hacer!'”, relata el actor.

Ficha técnica de la obra
Padre Carlos (el rey pescador), de Cristina Escofet.
Actor: Pablo Razuk.
Canto: Sol Ajuria. Músico en escena: Javier Nahum.
Vestuario y escenografía: Alejandro Mateo.
Música: Sergio Alem y Raúl Oliveira.
Iluminación: David Seldes. Asistente de iluminación: Sebastián Evangelista.
Producción: Aldana Aprile.
Dirección general: José María Paolantonio.
Duración: 75 minutos.