Desde una cárcel entrerriana, dirigía la banda narco familiar

Comentarios desactivados en Desde una cárcel entrerriana, dirigía la banda narco familiar 6

Su esposa y su hijo fueron detenidos en Misiones, durante una serie de allanamientos que se dispararon con la detención, en el puesto de Paso Cerrito, de una concordiense que intentaba ingresar 16 kilos de marihuana a Entre Ríos.

Hace dos semanas, una mujer oriunda de Concordia fue detenida en el puesto caminero de Paso Cerrito, ingresando a la provincia con 16 kilos de marihuana. Lo que parecía uno más de tantos procedimientos por transporte de drogas, terminó siendo el impulso final a una investigación que hacía varios meses estaba llevando adelante la División Toxicología de Concepción del Uruguay, bajo instrucciones del juez federal Pablo Seró.

Lograron los datos necesarios para culminar la pesquisa y allanar distintas viviendas en la provincia de Misiones, en particular a la familia Arrúa, un clan narco cuyo jefe está detenido en la Unidad Penal 4 de La Histórica. Los procedimientos terminaron con tres detenidos: Pedro Augusto Arrúa e Hilda Galeano, en Posadas, y una paraguaya en Garupá.

El padre y pareja de tres de los arrestados es Pedro Amadeo Arrúa, alias “Pity”, un misionero condenado por narcotráfico en Córdoba y ahora detenido en Entre Ríos por un transporte de 40 kilos de marihuana y también acusado de ingresar droga a la cárcel donde está alojado. “Pity” es considerado un peso pesado del narcotráfico en la región y, al parecer, nunca se retira del negocio.

El martes 31 de octubre, personal de Seguridad Vial de la Policía entrerriana interceptó el Peugeot 206 conducido por la concordiense en la autovía nacional 14. De este operativo se desprendieron los datos que restaban para los investigadores de la Toxicología y el juez Seró solicitó a la Justicia Federal de Posadas las autorizaciones para desembarcar en esa ciudad y concretar los allanamientos que se iniciaron en el barrio Alta Gracia, en el complejo 20 Viviendas de Garupá y, tras intensos seguimientos, en el cruce de las avenidas Trinchera de San José y Uruguay.

Los allanamientos

En la capital misionera, los uniformados arrestaron a ocho personas vinculadas a la causa, entre ellas, tres bajo firme sospecha de comandar los envíos de droga a Entre Ríos, que presuntamente comandaba Pity Arrúa desde su celda.

El primer procedimiento consistió en allanar la vivienda de la familia del detenido, donde fue arrestado uno de sus hijos, de 25 años, y se secuestraron 150 gramos de cocaína, dinero en efectivo, balanzas electrónicas y productos químicos para corte y estiramiento de la droga, además de varios teléfonos celulares.

Paralelo a este operativo fueron demoradas cinco personas más, todas jóvenes mayores de edad quienes, con el correr de las horas y las correspondientes identificaciones fueron liberadas.

En Garupá, en tanto, fue aprehendida una paraguaya considerada pieza central en la causa, porque se habría dedicado a la adquisición de droga
en su país y en coordinar los envíos con la sospechosa restante, pareja de Pity Arrúa, que fue atrapada como acompañante a bordo de una motocicleta interceptada en Uruguay y Trinchera de San José, según informó el diario local Primera Edición.

A esta mujer de 55 años se le secuestró alrededor de 4.000 pesos en efectivo y celulares, y no se descarta que viajaba en dirección a la zona de frontera para intentar cruzar a Paraguay.

Todos los demorados y los tres detenidos fueron llevados a oficinas de la Jefatura de Policía de Misiones, desde donde se monitorearon y apuntalaron los movimientos de los efectivos entrerrianos.

La ciudadana paraguaya, más el hijo y esposa de Arrúa fueron trasladados hacia Concepción del Uruguay para prestar declaración ante el juez Pablo Seró.

Hubo otro allanamiento en el marco de los procedimientos policiales de la misma investigación, que fue llevado adelante en la ciudad de Gualeguaychú. En la vivienda se secuestraron distintos elementos de interés para la causa federal, en tanto fueron identificadas algunas personas pero no hubo detenidos. Evidentemente, Arrúa, pese al encierro, logra tener contactos en todos lados.

“Pity” nunca se quiere retirar

Arrúa está alojado en la UP4 tras ser detenido hace casi un año por la droga incautada en la ruta 14 . Ya lo habían condenado en 2012 por liderar una banda narco que movía grandes cargamentos de droga en Córdoba, a ocho años de prisión. Tras su nueva caída, según las sospechas, supo continuar dirigiendo la banda narco familiar para ingresar droga al país y distribuirla, al menos, en Entre Ríos.

Fuente: Diario Uno