Por unanimidad, la Cámara de Porto Alegre confirmó la condena contra Lula

Comentarios desactivados en Por unanimidad, la Cámara de Porto Alegre confirmó la condena contra Lula 14

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado por unaminidad por corrupcíón, luego de que los tres camaristas del tribunal regional de Porto Alegre confirmaran la sentencia dictada por el juez Sérgio Moro contra el líder de la oposición y favorito en las encuestas para los comicios de octubre.

La condena fue aumentada de 9 a 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero en una causa relacionada con el escándalo en la petrolera estatal Petrobras.

La decisión, adoptada por un tribunal de segunda instancia de Porto Alegre, abre la puerta a la inhabilitación política de Lula y deja en manos de la Justicia electoral su posible candidatura presidencial.

La detención del ex presidente debe ocurrir una vez terminados todos los recursos en la segunda instancia, es decir, sin esperar al fallo de la corte suprema, luego de que la Cámara de Apelaciones de Porto Alegre logró mayoría para aumentar de 9 a 12 años la reclusión del líder opositor brasileño, según uno de los camaristas que fallaron hoy.

Así se expresó el juez Leando Paulsen, titular de la sala 8 del Tribunal Regional Federal de Porto Alegre, al dar el segundo voto a favor de la condena por corrupción contra Lula.

La decisión de Paulsen sobre la pena efectiva de Lula es una discusión jurídica abierta por la corte suprema, que en un caso en 2016 entendió que bastaba la segunda instancia para detener a un preso y ya no más la tercera.

En el primer voto de los jueces, el camarista Joao Pedro Gebran Neto señaló: “Se puso en juego el sistema democrático. Infelizmente se está condenando a un ex presidente de la república por ventajas indebidas que afectaron al proceso electoral”..

El camarista, el instructor del caso, afirmó que “existen pruebas” de que el ex presidente Da Silva participó de la red de corrupción en Petrobras, durante la lectura del informe sobre su voto respecto de la apelación a la condena.

“Hay pruebas más que razonables de que el ex presidente fue uno de los articuladores, si no el principal, de una amplia red de corrupción”, dice un trecho del informe del juez instructor.

Gebran Neto respaldó al juez de primera instancia Sérgio Moro y rechazó todos los pedidos de nulidad y de incompetencia contra el magistrado a cargo de Lava Jato.

Tradicional aliado jurídico de Moro, Gebran Neto también minimizó el argumento de falta de elementos directos para atribuir a Lula un soborno vinculado a Petrobras.

Lula apeló la condena de Moro a tres años de prisión por encontrarlo culpable en primera instancia de que recibió un departamento en la playa de Guarujá, estado de San Pablo, como soborno de tres contratos de Petrobras que la constructora OAS.

Gebran Neto dijo que apenas la Operación Lava Jato en 2014 evitó que OAS pasara la propiedad a nombre de Lula.

También fue condenado Leo Pinheiro, accionista de OAS, por ser considerado un corruptor.

Luego de Gebran Neto votaron el mencionado Paulsen y el tercer camarista, Victor Laus, quien acompañó con su voto la condena contra el ex presidente.

La elevación de la pena fue basada, entre otros textos, en una teoría del argentino Eugenio Zaffaroni sobre la relación entre responsabilidad, culpabilidad y años de prisión.

El juez negó que exista una persecución del Pode Judicial contra el Partido de los Trabajadores de Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010.

“El Poder Judicial no puede guiarse por las consecuencias políticas de este tipo de juicios”, argumentó.