Mueren 71 personas al caer un avión en las afueras de Moscú

Comentarios desactivados en Mueren 71 personas al caer un avión en las afueras de Moscú 6

Las 71 personas que viajaban a bordo de un avión de la compañía rusa Saratov con destino a la ciudad de Orsk, en la frontera con Kazajistán, murieron hoy al caer la aeronave en las afueras de Moscú por causas que aun se desconocen, confirmó la Fiscalía de Transporte de Moscú.

“A bordo de la nave se encontraban 65 pasajeros y seis tripulantes. Todos ellos murieron”, informó la Fiscalía en un comunicado.

El Ministerio de Emergencias de Rusia precisó que entre los fallecidos hay dos niños y un adolescente.

La aeronave, un birreactor de pasajeros AN-148, cayó junto a la localidad de Argunovo, en la provincia de Moscú, confirmaron las autoridades, citadas por las agencias de noticias EFE y DPA.

El avión había desaparecido de los radares dos minutos después de despegar a las 14.21 (las 8.21 en Argentina) del aeropuerto de Domodedovo, en la capital rusa, según las agencias rusas Interfax y TASS.

La dependencia rusa del transporte aéreo, Rosaviatsia, informó que la tripulación del An-148 dejó de responder a los controladores varios minutos después del despegue.

El sitio de seguimiento de vuelos Flightradar24 tuiteó que el avión había entrado en un fuerte descenso de 1.000 metros por minuto, sólo cinco minutos después del despegue y antes de desaparecer de los radares. Su llegada al aeropuerto de destino estaba programada para las 18:35 hora local.

En tanto, “siete brigadas del Centro de Medicina de Desastres se dirigieron al lugar del accidente del avión An-148 en el distrito de Ramenski de la región de Moscú”, declaró el titular del Ministerio de Salud, Dmitri Markov.

Los medios rusos informaron que los servicios de emergencia no habían podido llegar al sitio del accidente por las rutas y que los trabajadores de rescate habían caminado hasta la escena del siniestro.

En un comunicado oficial, dijeron que más de 150 trabajadores de rescate trabajaban en el lugar, con grandes concentraciones de nieve. Las imágenes en video en el sitio del accidente difundidas por medios locales muestran los restos de la aeronave entre la nieve.

“En el radio de un kilómetro fueron descubiertos fragmentos del fuselaje del An-148 y los cuerpos de dos muertos”, informó luego de dos horas de iniciada la búsqueda una fuente de la cartera de Emergencias.

El sitio web ruso gazeta.ru citó a investigadores anónimos que dijeron que el piloto había informado de una falla técnica a bordo del avión y pidió autorización para un aterrizaje de emergencia en el cercano aeropuerto internacional Zhukovsky.

Los funcionarios no confirmaron esto ni otros informes que dicen que uno de los motores del avión puede haber explotado antes del choque.

Desde el Ministerio de Transporte sostuvieron que se estaban considerando varias causas del accidente, incluidas las condiciones climáticas y el error humano.

En tanto, la caja negra fue encontrada, según comunicó el jefe del Ministerio de de Emergencia en el región de Moscú, Serguéi Poletikin.

Según la oficina de prensa de la empresa, el comandante del avión, Valeri Gubánov, de 52 años, “tenía 2.800 horas de vuelo en este tipo (de avión), y un total de 5.000 horas de vuelo”.

Rusia experimentó nevadas récord en los últimos días y, según los informes, la visibilidad era deficiente, informó el diario británico The Guardian.

El presidente ruso, Vladimir Putin, manifestó sus condolencias a los familiares de las víctimas del accidente, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“El presidente ha manifestado sus profundas condolencias”, citó a Peskov la agencia de noticias Tass y ordenó una investigación sobre el accidente, añadió.

“El presidente pidió al Gobierno que establezca una comisión especial para investigar el accidente” y se organicen las operaciones de búsqueda, dijo.

En tanto, la vocera del Comité de Investigación de Rusia anunció la apertura de una investigación tras el accidente por supuesta “violación de las reglas de seguridad aeronáutica y explotación de medios de transporte aéreo”.

Debido al accidente, Putin canceló el viaje a Sochi que debía realizar mañana para reunirse con el presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, por lo que el encuentro tendrá lugar en Moscú.

“En relación con los trágicos acontecimientos el presidente decidió posponer el viaje regional programado para el lunes y seguir trabajando en la capital, incluso teniendo en cuenta la posible necesidad de coordinar el trabajo de la comisión gubernamental”, dijo Peskov.