Juzgarán a 10 policías entrerrianos por vejámenes y torturas

Comentarios desactivados en Juzgarán a 10 policías entrerrianos por vejámenes y torturas 16

La causa está caratulada como “Borges y otros-torturas, incumplimiento de los deberes funcionario público, falsedad ideológica” y tiene a 10 funcionarios policiales como imputados.

Los hechos ocurrieron el 25 de mayo de 2015, en la zona de calles Sarmiento y 17 del Oeste de Concepción del Uruguay, siendo Jorge Adolfo López, el principal damnificado en este incidente. Manifestó haber sido golpeado insistentemente por policías, negando rotundamente haberlos atacados con piedras, lo que se contrapone con los informes oficiales de entonces.

La causa quedó en manos de la doctora Melisa Ríos, que era fiscal, quien diligenció las diferentes medidas probatorias, ruedas de personas y testimoniales.

Los hechos denunciados

De acuerdo a lo que se pudo recabar en las diferentes audiencias y en base a la denuncia presentada por la víctima, ese día, cuando la Policía realizaba un procedimiento en el que las dos menores los insultaban y golpeaban, Jorge López se puso a filmar los hechos con su celular a pedido de unos de los uniformados, para luego regresar a la vivienda de donde había salido, pero al escuchar que llegaban más patrullas, salió y retomó la filmación.

Fue en ese instante, que los policías le habrían reprochado su actitud y uno de ellos habría arrojado gas pimienta contra personas supuestamente agresivas que se encontraban en el lugar y que les tiraban piedras.

De acuerdo a lo que consta en la denuncia, el gas dio de lleno en los ojos de López, quien (de acuerdo a los dichos de los uniformados involucrados) arrojó una piedra contra los funcionarios sin ver a quién le había pegado.

López fue seguido al interior de la vivienda por policías, recibiendo el impacto de postas de goma, para luego ser detenido y trasladado a la Jefatura en la caja de una camioneta donde fue pisado y golpeado, mientras le reclamaban el celular, y una vez en la Jefatura, habría recibido otras golpizas ante la mirada de su hermano.

A además de los golpes recibidos, López contó que fue bañado en el patio con una hidrolavadora y dejado mojado, para luego ser llevado a la Comisaría Primera, desde donde, debido a su estado de salud, fue trasladado al hospital Urquiza donde quedó internado, destacando que presentaba numerosos golpes y que debido a esto, orinaba sangre, asegurando que llegó a pensar que lo matarían.