El masaje en pacientes con cáncer está aconsejado y es beneficioso

Comentarios desactivados en El masaje en pacientes con cáncer está aconsejado y es beneficioso 7

En el caso de los pacientes en tratamiento por cáncer, la terapia de masajes ayuda a reducir el dolor y el impacto en el cuerpo de los tratamientos por quimioterapia. También reduce la ansiedad y da un mayor bienestar para atravesar los desafíos que esta enfermedad representa a nivel emocional y físico.

Como tratamiento complementario que acompaña pero no reemplaza el tratamiento principal para combatir el cáncer, los masajes terapéuticos son una gran opción siempre que se tengan en cuenta algunas consideraciones que el oncólogo de cada paciente revisará. Los beneficios son numerosos y no es cierto que puedan causar una propagación del cáncer. En todos los casos el tratamiento con masajes para pacientes con cáncer siempre será abordado por un profesional capacitado a tal efecto.

No solo relaja, mejora el sueño y alivia el dolor: En casos como el del tratamiento del cáncer de mama, estimula la función inmune del organismo y alienta los resultados del tratamiento. También se ha comprobado que, en el caso de utilizar masajes terapéuticos para niños en tratamiento por leucemia, puede aumentar el conteo de glóbulos blancos y ayuda al bienestar de padres e hijos durante el tratamiento.

 

Los mitos sobre su contraindicación

El dr. César Eduardo Carrasco, autor del blog y de la página de facebook allaboutcancer.co, dedicada al acompañamiento de los pacientes con cáncer y sus familiares, explica que no solo no está contraindicado-  salvo en casos muy puntuales-  sino que además es muy beneficioso.

“Algunas  personas se preocupan si se les hace un masaje cuando tiene cáncer, pensando que las células cancerosas se van a mover por ese masaje a otras partes del cuerpo. No hay investigación que haya demostrado o concluido que esto sea cierto. El cáncer se puede propagar  y producir metástasis en el sistema linfático a través de los ganglios linfáticos, o puede comenzar en el propio sistema linfático. Sin embargo, la circulación de la linfa y su activación a través de masajes u otros movimientos no provoca que el cáncer se propague. Los investigadores han demostrado que el cáncer se desarrolla y se propaga debido a los cambios en el ADN de una célula (mutaciones genéticas) y otros procesos en el cuerpo. Igualmente, los pacientes que presentan tumores no deberían recibir masajes en la zona afectada para evitar molestias debido a la presión que puede ser ejercida sobre esa zona y órganos subyacentes.”

 

Cuáles son las precauciones 

En algunas situaciones, las técnicas de masaje pueden necesitar ser adaptadas, cambiar un poco la técnica. Este tipo de adaptación puede aplicarse si el paciente se encuentra en pleno  tratamiento del cáncer -quimioterapia o radioterapia-, o se encuentra muy débil, o tiene o tuvo alguna fractura o algún problema del corazón, sufren artritis o se encuentra atravesando un período de embarazo o lactancia.

Siempre se debe consultar con su médico especialista antes de utilizar cualquier tipo de masaje. Puede ser que un tratamiento adaptado ofrecido dentro de un centro de atención del cáncer o de cuidados paliativos sea el más apropiado.

Por ejemplo, la sección MTC Contención Emocional (sección que funciona en la 4º Cátedra de Medicina Interna del Hospital de Clínicas de Buenos Aires) asiste a los pacientes internados, a sus acompañantes y al personal del Hospital para favorecer la relajación, disminuir el estrés laboral y aliviar diferentes desequilibrios. En el caso de los pacientes oncológicos, pueden realizarles reflexología mientras reciben la quimioterapia. Esta técnica ha logrado muy buenos resultados.