Los 5 “sí” de los frutos secos

Comentarios desactivados en Los 5 “sí” de los frutos secos 2

¿Son buenos? ¿Son malos? ¿Está bien si los incorporo a mi alimentación cotidiana? Cuando de frutos secos hablamos son muchas las dudas. El desconocimiento de la gran variedad de opciones que existen, sumado a los mitos que los rondan, es parte de las dudas que se les generan a los pacientes al momento de incorporar estos alimentos en sus dietas.
Existen cinco puntos principales a tener en cuenta:
1- ¿Los frutos secos son aconsejables para los diabéticos? Sí, ya que no contienen azúcar, aportan carbohidratos de absorción lenta (fibra) que mejora los niveles de azúcar en la sangre y grasas saludables que ayudan a controlar el colesterol.
2- ¿Es cierto que los frutos secos protegen el corazón? Sí, porque poseen grasas insaturadas que son beneficiosas para el corazón y las arterias, ya que disminuyen los niveles de colesterol malo en sangre, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
3- ¿Son recomendables en períodos de examen o de alta concentración? Sí, ya que contienen mucha cantidad de lecitina, fósforo y otros minerales que ayudan a potenciar la memoria y son beneficiosos para el sistema nervioso.
4- ¿Es cierto que son recomendables ante problemas de estreñimiento? Sí, porque contienen alta cantidad de fibra que favorece el tránsito intestinal.
5- ¿Deben ser consumidos por personas hipertensas? Sí, en particular se recomienda el consumo de almendras que aportan potasio, que es el mineral que se pierde cuando se realiza un tratamiento antihipertensivo.

¿Cuántos debo comer por día? 
Si incorporamos unos 30 gramos por día (lo que cabe en la palma de una mano aproximadamente), dando variedad y textura a nuestra alimentación, no sólo estaremos nutriéndonos de forma saludable y responsable sino que, además, esto nos permitirá reemplazar otras alternativas menos ricas en propiedades positivas para nuestra salud.