Café Científico en Museo Interactivo Costa Ciencia

Comentarios desactivados en Café Científico en Museo Interactivo Costa Ciencia 2

Este mes Café Científico presenta la charla: ¿En qué idioma habla el mundo? a cargo de ALEJANDRO BEKES, se realizara el 11 de octubre a las 19.30hs., en el playón del Museo Interactivo Costa Ciencia – organizado por el Ente de Gestión Costanera y UTN Regional Concordia.

El Café Científico pretende crear un espacio para acercar la ciencia a la comunidad de una forma grata y amigable. A través de una presentación breve y atractiva, se estimula el debate de temas científicos, tecnológicos y culturales de una manera relajada, divertida y amena, introducido por investigadores relevantes de nuestra sociedad que tratarán de resolver dudas y atender a los comentarios para hacerlo interactivo y sobre todo cercano, que provoque una interacción entre el público y el experto. Desde Museo Interactivo Costa Ciencia pretendemos que aquellas personas que tengan algún interés en la ciencia (pero que no necesariamente posean una base científica), tengan la oportunidad de conocer e interactuar con científicos reconocidos de distintas áreas de la ciencia de su comunidad.

Sobre la charla:

¿En qué idioma habla el mundo?

Galileo revolucionó la astronomía y la física con sus famosos experimentos y observaciones, pero también recreando una vieja metáfora. A la imagen medieval del libro del universo, le incorporó una precisión que cambiaba el sentido. Su idea no convenció, sin embargo, a todos: Blas Pascal, que no era menos matemático que Galileo, lamentó que el universo no hablara. ¿Quién de los dos tenía razón?

Nuestra época tiene aun otras dudas. La mente del hombre quiere comprender un mundo del que es parte integral; si imagináramos que el mundo tiene un propósito, se diría que creó nuestra mente para entenderse a sí mismo. Tomemos esto como licencia poética; aun así, somos parte de lo que explicamos. Faltaría saber si lo que estamos queriendo explicar no es, en realidad, nuestra propia mente. Tal vez, creyendo hablar del mundo, la mente hable de sí misma. Umberto Eco replica: así sería, si el mundo no nos pusiera límites. Pero hay límites, y no son sólo los bordes y las reglas del juego a que jugamos. En algunos lugares del tablero, la mente va más allá; puede inventar lo absurdo, lo inaudito. En otros, el mundo obliga a la mente a reconsiderar lo que piensa, porque le pone delante cosas que no esperaba: como el ornitorrinco, la imprevisibilidad de las partículas o la energía oscura. A estas cosas no las había imaginado nadie. Ahora, sin embargo, las podemos nombrar. Y de esos nombres que les hemos dado resurge la antigua duda. ¿Por qué las llamamos así? ¿Podríamos tratar de entenderlas, sin nombrarlas?

Galileo retoma la palabra y responde con rotundez cabalística: la más importante herramienta que tenemos, para entender el universo que nos contrasta, son las letras del alfabeto. Al oír esto, Borges, desde uno de los infinitos hexágonos de la Biblioteca, asintió con una sonrisa.

Acerca del disertante

Alejandro Bekes nació en Santa Fe, Argentina, en 1959. Desde 1969 vive en Concordia. Es autor de los cuadernos de poesía Camino de la noche (1989), Abrigo contra el ser (1993), El hombre ausente (2004), Si hoy fuera siempre (2006) y Virgen de proa (2015). Ha traducido poesía de Virgilio, Horacio, Shakespeare, Nerval y Baudelaire. Algunas de estas versiones se incluyeron en la antología melancólica On Melancholy, publicada por la revista Fénix. Ha publicado los libros de ensayos Los caminos tortuosos (1998) y Lo intraducible (2010), más el diccionario de lingüística y teoría literaria Breviario Filológico (segunda edición ampliada, 2013), así como diversos ensayos y artículos en revistas y volúmenes colectivos. Fue docente titular de la Escuela “Jorge Luis Borges”, de la Universidad de Entre Ríos y de la Escuela Normal “D. F. Sarmiento” de Concordia. Ha dictado cursos y conferencias sobre literatura argentina, española y latina, sobre la traducción de poesía y sobre cuestiones relativas a la enseñanza

Inscripciones al email: costaciencia@costaneraconcordia.com

Entrada gratuita

Lugar: Museo Interactivo Costa Ciencia – Playón casa de piedra, costanera Concordia.