En Mendoza, los alumnos podrían pasar de año con más de tres materias previas

Comentarios desactivados en En Mendoza, los alumnos podrían pasar de año con más de tres materias previas 2

Comenzaron las Jornadas Institucionales que organiza la Dirección General de Escuelas (DGE) con directivos y docentes, que en el caso del nivel medio están centradas en la construcción del nuevo régimen académico para la secundaria 2030.

La actividad estará centrada en una consulta que tiene como eje 5 temáticas: Ingreso, Asistencia, Escolaridad Protegida, Convivencia Escolar y Evaluación, Acreditación y Promoción. En esta última se analizan algunos de los cambios más significativos. Uno de ellos está centrado en permitir que el alumno pase de año con una mayor cantidad de materias pendientes que las actuales dos.

Según reza en la propuesta de la DGE, que todavía es considerada borrador, podrían ser promovidos al año inmediato superior los estudiantes que como máximo adeuden tres espacios curriculares promocionales (aquellos que tienen correlatividad con relación a otro del año inmediato superior) y todos los espacios no promocionales de cada año de secundario (los que no tienen correlatividad con otro del año inmediato superior, según se indique en la parrilla de cada bachiller). Es decir que, tomando como ejemplo un alumno de primer año en Economía y Administración, podría llevarse lengua, matemática y lengua extranjera, como espacios curriculares promocionales y geografía como no promocional.

Además el borrador prevé que para la recuperación de saberes de espacios curriculares no correlativos, aquellos alumnos que hayan pasado de año, tendrán una trayectoria escolar alternativa semi presencial o virtual a cargo del docente. 

El director de Educación Secundaria, Emilio Moreno, explicó que esta propuesta de ampliar la cantidad de materias, conocidas como previas, salió de un grupo de docentes con los que se trabajó en una consulta en julio del año pasado. “Lo bajamos al material en las jornadas de diciembre y lo hemos retomado ahora para ponerlo en discusión”, detalló.

Además contó que se basó en un proyecto que llevó a cabo una supervisión en una escuela de la provincia. “De alguna manera es una flexibilización porque está demostrado que la repitencia no le sirve a nadie. Que el chico vuelva a hacer el año no nos garantiza que tenga los aprendizajes que debería tener, por ahí es como una pérdida de tiempo para el chico, para el sistema y la sociedad”, subrayó.

El funcionario relató que además de elevar a tres la cantidad de previas que pueden tener los alumnos para pasar de año, consideraron que es mejor no interrumpir la trayectoria en el caso de que los alumnos se lleven espacios que no tiene correlativas al año siguiente. “Estos últimos pueden no contarse para la promoción y que la escuela arbitre los medios para que en el primer semestre el alumno recupere el espacio”, aseguró.

Moreno aclaró que se trata de una consulta y que por lo que pudo sondear ayer “ha hecho mucho ruido” “La idea es que dentro de ese ruido los docentes hagan propuestas y que den a conocer nuestras opciones para que se pongan a consideración”, remarcó.

Otra de las propuestas de modificación que están considerando los docentes es la organización de los contenidos en cuatrimestres y no en trimestres como es actualmente. “Este tema también surge de la consulta que hicimos en julio y tiene que ver con el docente de secundaria ve que en el segundo trimestre, al estar interrumpido por el receso invernal, se pierde mucho tiempo retomando los temas”, detalló. Por esa razón se considera que reducir a dos las instancias evaluativas podría ser más productivo.

Se evalúan cambios que tienen que ver con la asistencia. “Se reflota la inasistencia no computable para aquellos chicos que tienen que faltar más de 28 días para no perderse alguna oportunidad, como por ejemplo, en deporte o arte”, explicó Moreno a la vez que comentó que recuperaron la categoría de alumnos “libre” pero únicamente para aquellos que deseen adelantar años. Para sistematizar la consulta, cada escuela deberá remitir su opinión a las supervisiones y éstas a la DGE. Aclaró que todas las propuestas responden a lineamientos nacionales y provinciales.