Alertan sobre el posible cierre de un Hogar de Ancianos

Comentarios desactivados en Alertan sobre el posible cierre de un Hogar de Ancianos 5

La Comisión Directiva del Hogar de Ancianos «Cura Jeannot» de Gualeguaychú, compuesta por gente que trabaja ad honorem, decidió hacer público la apremiante situación económica que hoy sufre la institución.

«Venimos de un proceso en el que la situación se ha transformado en una verdadera bola de nieve y, a pesar de los esfuerzos de muchas personas, la misma nos golpea cada vez con más fuerza y con mayor presión. De continuar este estado de cosas lamentablemente el Hogar puede cerrar», alertaron.

Se trata entonces de una posibilidad no lejana que el Hogar desaparezca y que muchos abuelos queden sin la atención que allí se brinda.

El PAMI, sin respuesta

Desde hace varios años el Hogar gestiona para ser prestador del PAMI, a fin de que los abuelos afiliados que residen allí reciban la subvención que les corresponde. «No como ocurre actualmente, que los propios residentes abonan de su bolsillo una suma de dinero que no deberían pagar, y aunque la misma es algo inferior al haber mínimo jubilatorio, de todos modos resulta insuficiente para satisfacer los gastos derivados de su estadía. En suma, los residentes pagan por lo que no debieran y el Hogar no cobra lo necesario para alojarlos y cuidarlos», señalan.

Describen que «el trámite ante el PAMI fue discurriendo a través de los canales normales a toda gestión administrativa, cumplimentándose la documentación y superando las inspecciones técnicas por los carrilles respectivos. Existía un obstáculo formal que el Hogar señaló antes de embarcarse en el burocrático camino de la habilitación para funcionar como prestador de la entidad. Es que se encuentra habilitado por la Provincia como Instituto Gerontológico, no como Geriátrico, como pide la reglamentación».

No obstante ello, «la promesa de las autoridades del PAMI fue que ese inconveniente se habría de remediar en Buenos Aires, donde al detalle se le daría «el visto bueno», que terminó siendo «malo», muy malo. Y así fue que, a pesar de que en el Hogar el 90% de los abuelos pertenecen al PAMI y desde hace más de 85 años funciona como lugar de estadía, cuidado y atención de ancianos, el PAMI resolvió que sin el carácter de geriátrico no hay prestación posible. Como consecuencia de ello, esos abuelos afiliados tienen que hacer frente con sus propios fondos una prestación que debiera otorgárseles gratuitamente».