Su hija desapareció hace 15 años y no pierde la esperanza de encontrarla

Comentarios desactivados en Su hija desapareció hace 15 años y no pierde la esperanza de encontrarla 2

Han pasado muchos años desde la misteriosa desaparición de Eva y su madre, María Rosa Areguatí, no pierde las esperanzas de encontrarla. Ella dice que su hija está viva en algún lugar y que no va a parar de buscarla mientras viva.

«Mi hija cumplió 25 años, desapareció de la Peatonal y quiero que el caso se reabra, se siga y que se la empiece a buscar, porque yo como mamá, los hermanos y toda la familia la extrañamos y todavía seguimos en esto porque tenemos mucha fe de que la vamos a encontrar algún día, por eso no vamos a parar hasta encontrarla», insistió María Rosa.

En este mismo sentido, una madre que nunca descansó en la búsqueda de su hija desaparecida misteriosamente del centro de la ciudad de Concordia dijo que, «ahora, estoy reclamándole a la justicia para tratar de saber qué pasó, qué pasa con el caso de mi hija, a ver si hay alguna noticia de Eva porque este caso no está cerrado ni mucho menos y yo quiero que se la siga buscando».

También, agregó: «solamente me responden que van a continuar con la búsqueda, así que le pido a los jueces que la busquen hasta encontrarla, yo sé que ellos hicieron mucho por mi hija, la justicia, la policía, yo sé que la buscaron pero esto se va a seguir porque yo como mamá de Eva Flores exijo que se la comience a buscar de nuevo».

Finalmente, la esperanzada madre que busca desde hace casi 15 años, reconoció que jamás tuvo algún indicio del paradero de su hija. «Nunca tuve novedades de Eva, la justicia siempre me respondió lo mismo, que nunca habían tenido novedades del paradero de mi hija, no se sabe nada pero yo no pierdo la esperanza porque tarde o temprano alguna noticia va a aparecer», dijo a El Sol.

La desaparición 
Vale recordar que el día de la desaparición, Eva junto a una prima se habían ido el centro de Concordia para tomar un colectivo y, según mencionaron sus familiares en aquel momento, «Eva se le perdió (a la prima) porque se distrajo mirando un vidriera y desde allí desapareció misteriosamente.