Si ayer fue un día agobiante, anticipan que hoy estará aún más sofocante

Comentarios desactivados en Si ayer fue un día agobiante, anticipan que hoy estará aún más sofocante 6

Hoy se espera un día muy caluroso en gran parte del país. Así, la ola de calor que perdura en la región desde hace varios días se intensificará. En la víspera los registros en el termómetro sobrepasaron los 35 grados en Entre Ríos y en algunas zonas la sensación térmica fue de más de 40 grados. Sin embargo, según el Servicio Meteorológico Nacional, eso fue poco en comparación con lo que ocurriría durante la presente jornada.

Según el parte de esta madrugada, a las 5 en la capital entrerriana la temperatura ya superaba los 24 grados.

En tanto, para lo que resta del día, en Paraná y alrededores se aguarda alguna nubosidad, baja probabilidad de chaparrones aislados hacia la noche y vientos leves de direcciones variables. La máxima prevista es de 37 grados.
Recién hacia la tarde del sábado llegaría el anunciado frente frío que traería algunas lluvias y un descenso de temperatura.

Prevenir los golpes de calor
Para prevenir posibles consecuencias del calor, es necesario seguir determinados consejos: aumentar el consumo de líquidos sin tener sed, no exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día (entre las 10 y las 17 horas), evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas, comidas muy abundantes, ingerir verduras y frutas, reducir la actividad física, usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero y anteojos oscuros, permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Hay que tener en cuenta que el golpe de calor puede afectar a personas de cualquier edad, pero los grupos de mayor riesgo son los niños -que no manifiestan sus síntomas con facilidad- y los mayores de 65 años. Además, es necesario recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor y sólo los métodos clásicos pueden prevenirlo y contrarrestarlo. Los especialistas prevén que será un verano de calor intenso.

Los síntomas de un golpe de calor pueden variar dependiendo de la gravedad, pero los más comunes son: dolor de cabeza, sensación de vértigo, náuseas, confusión, convulsiones y pérdida de conciencia, piel enrojecida, caliente y seca, respiración y pulso débil, temperatura corporal elevada (entre 41 y 42 grados centígrados).

En caso de que la persona sufra alguno de estos síntomas, es importante seguir los siguientes pasos: trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo, hacer que mantenga la cabeza un poco alta, e intentar refrescarlo mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada y solicitar ayuda médica.