Adelgace y alivie 5 enfermedades digestivas con repollo

Comentarios desactivados en Adelgace y alivie 5 enfermedades digestivas con repollo 2

La sopa de repollo es la base de una dieta que se sigue solo una semana y tiene un alto poder desintoxicante, con lo que se pierden kilos rápidamente. Pero esta no es la única ventaja del repollo: Si sufre a menudo del estómago, o ya le han diagnosticado úlcera o gastritis, o tiene colon irritable o estreñimiento, pruebe con repollo blanco. Ya sea en chucrut, en ensalada o en jugo esta hortaliza contiene beneficiosas propiedades.

Una dieta exprés

El repollo se recomienda frecuentemente para personas que quieren perder peso de forma saludable. Está repleto de tantas beneficiosas vitaminas, minerales y otros nutrientes, y es al mismo tiempo extremadamente baja en calorías, sólo 33 calorías en una taza del repollo cocida. Por lo tanto, la gente puede seguir con la popular dieta “sopa de repollo” y comer mucho para mantenerse sanos, sin aumentar el exceso de peso.

El repollo actúa como un buen desintoxicante también, significa que purifica la sangre y elimina las toxinas, principalmente los radicales libres y el ácido úrico que son la principal causa de reumatismo, gota, artritis, cálculos renales, enfermedades de la piel y ezcema. Este efecto desintoxicante del repollo es debido al alto contenido de vitamina C y azufre.

Hay varias versiones de la dieta de sopa de repollo para adelgazar. Por lo general, se basa en dos tazones de sopa de repollo todos los días, más algunas frutas, verduras, carne y leche descremada algunos días de la semana. También es importante beber mucha agua y evitar el alcohol. En los primeros días la gran cantidad de compuestos azufrados del repollo y la fibra pueden causar molestias intestinales, pero se recomienda no tomar medicamentos y seguir con la dieta.

Aquí mostramos un ejemplo para cada día de la semana:

Día 1: sopa de repollo y toda la fruta que desee, excepto bananas. Beber té sin azúcar, café negro, jugo de arándanos o agua.

Día 2: sopa de repollo y todas las verduras bajas en calorías que desee y una papa al horno con manteca.

Día 3: sopa de repollo y una mezcla de frutas y verduras mencionadas arriba.

Día 4: sopa de repollo, 4 plátanos y dos vasos de leche descremada.

Día 5: sopa de repollo, hasta 500 gramos de carne de vaca, pollo o pescado, hasta 6 tomates frescos y por lo menos 8 vasos de agua.

Día 6: sopa de repollo, hasta 250 g de carne y verduras sin límite específico.

Día 7: sopa de repollo, hasta 2 tazas de arroz integral, jugos sin azúcar, frutas y verduras sin límite.

Cumpliendo este menú se pueden llegar a perder entre 4 kilos y medio y 7 kilos en una semana. Si quiere seguir bajando de peso, se recomienda esperar aunque sea un par de semanas para hacer nuevamente el plan de siete días.

La vitamina que repara el estómago

En el repollo blanco hay varias sustancias, entre ellas la llamada vitamina U, las mucinas y la glutamina, vitales para la regeneración de la mucosa del estómago y también otras sustancias que levantan la capacidad de defensa de los tejidos contra la helicobacter pylori, culpable de la úlcera duodenal y gástrica. A su vez, la mencionada glutamina y la fibra, agregadas a los minerales y otros compuestos del repollo como la vitamina C son excelentes reparadores y limpiadores intestinales. Para saber más, siga leyendo esta nota.

La Vitamina U, también conocida como ácido menínico, ha sido empleada con éxito en el tratamiento de las úlceras, debido a que normaliza la mucosa estomacal e intestinal. Se encuentra, especialmente en el repollo o col cruda.

Fue descubierta por el doctor Vasily Bukin, quien la aisló de la leche coagulada, aunque también se obtiene del repollo fermentado. El beneficio del consumo de vitamina U más estudiado es el que ejerce sobre las úlceras digestivas, logrando curarlas en un lapso de entre 30 y 40 días, al favorecer la regeneración de la mucosa.

La publicación Medical Journal of Australia también confirma el éxito del jugo de repollo para el tratamiento de la resaca, al igual que de úlceras pépticas causadas por el consumo excesivo de alcohol. Los artículos que aparecen en esta publicación apuntan a “la vitamina U” y a los aminoácidos sulfurosos como los responsables de los resultados obtenidos.

Si bien el repollo es la principal fuente de vitamina U, no es la única: también está presente en la alfalfa, en las semillas de sésamo, en la yema de huevo, en las bananas y en la levadura de cerveza. Por otra parte, la vitamina U también cumple otras funciones, tales como ayudar a la coagulación de la sangre y a la formación de plaquetas, por lo que es útil en ciertos tipos de anemias y hemofilia.

Además el consumo de esta vitamina ayuda a regular el colesterol, al promover su descomposición y es beneficiosa en las enfermedades cardíacas, como así también en algunos problemas de la piel.

La vitamina U pierde sus propiedades con la cocción, por lo que el tratamiento anti-ulceroso se debe hacer a base de jugo de repollo crudo, en especial verde o blanca, que son las que tienen mayor capacidad para neutralizar la acidez, favoreciendo la cicatrización.

Rico y muy saludable

  • El chucut, también conocido como sauerkraut (en alemán) o choucroute (en francés), en el producto final de la fermentación del repollo. Forma parte de la gastronomía de países como Francia, Alemania, Polonia o Rusia. Teniendo en cuenta que la col es una hortaliza de gran valor nutricional al igual que otras hortalizas de la familia de las crucíferas como la coliflor, las coles de Bruselas o el brócoli, el resultado de su fermentación, el chucrut, tiene el enorme beneficio de que se multiplican esas propiedades beneficiosas durante el proceso de la fermentación láctica.
  • Durante la fermentación de la col las bacterias se multiplican, favoreciendo el efecto probiótico que tan beneficioso resulta a nuestra flora bacteriana. Nuestros intestinos contienen bacterias beneficiosas que se encargan de llevar a cabo muchas tareas importantes, como por ejemplo mantener los organismos patógenos (incluyendo hongos como la cándida) bajo control. Estas bacterias también favorecen la absorción de los nutrientes de los alimentos que comemos, restauran o protegen nuestro intestino de los efectos de los medicamentos (antibióticos) y nos defienden ante infecciones.
  • El chucrut es rico en vitaminas A, B1, B2 y C. La vitamina C es necesaria para la absorción del hierro además de ser necesaria para numerosas reacciones en nuestro organismo. Por eso la vitamina C es imprescindible para evitar la anemia. Por otra parte las vitaminas B1 y B2 son muy importantes para nuestro sistema nervioso, interviniendo en el proceso del aprendizaje y la memoria, también retrasan el envejecimiento, cuidan nuestro cabello y uñas y son imprescindibles para las etapas del crecimiento. La vitamina A previene las cataratas y el glaucoma y participa en el desarrollo de los huesos.
  • La col fermentada tiene ácido láctico que contiene bacterias buenas que mejoran la digestión y la absorción de nutrientes. Por este motivo los probióticos son muy beneficiosos para las personas que tienen problemas digestivos por falta o malfunción de las enzimas digestivas. regular la microflora bacteriana del intestino y controlarla reduciendo el número de radicales libres. Incorporando col fermentada a nuestra dieta estamos ayudando a mejorar los desórdenes digestivos, el intestino inflamado o la diarrea y el estreñimiento. Los probióticos favorecen el funcionamiento de órganos tan importantes como el hígado y el páncreas
  • El chucrut mejora nuestro sistema inmunológico. Gracias a éste podemos evitar y combatir desde el resfriado común a colitis, alergias o cistitis, e incluso se ha comprobado que es capaz de inhibir el desarrollo de células cancerígenas. Ya se han realizado varios estudios que concluyen que el chucrut o col fermentada es capaz de reducir el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer como por ejemplo el de mama, colon, pulmón, hígado o próstata.